FIN DE UNA ERA

Febrero 28, 2017

FIN DE UNA ERA

La madrugada del 1 de enero de 1959, Fidel Castro Ruz, Ernesto Guevara de la Serna “El Che”, Camilo Cienfuegos, Huber Matos y Raúl Castro, entre otros miembros del grupo conocido como “Los Barbudos”, vieron cumplido su objetivo, derrocar a Fulgencio Batista. Tras su entrada victoriosa a Santiago de Cuba, Fidel, el líder, convertía a su revolución en la única triunfante en América Latina que terminó con la expropiación de la burguesía y los terratenientes.
Cincuenta y siete años después, Fidel Alejandro Castro Ruz, líder histórico de la revolución cubana fallece a los 90 años de edad, de él se habla a favor y en contra, pero ¿Quién fue Fidel? ¿Qué hizo en el poder?, y ¿Cuáles fueron sus errores?

Quién fue Fidel

Fidel Alejandro Castro Ruz; nació en Mayarí, Holguín, Cuba el 13 de agosto de 1926, estudió Derecho en la Universidad de La Habana por la que se doctoró en 1950. El tener ideología izquierdista lo llevó a participar, desde muy joven, en actividades revolucionarias. En 1947 intentó derrocar al presidente dominicano Rafael Leónidas Trujillo, al fracasar tuvo que exiliarse en México.
Regresó a Cuba, donde militó en el Partido del Pueblo Cubano, años más tarde, ante la dictadura instaurada por Fulgencio Batista, tras un golpe de Estado conocido como el “madrugazo” en 1952, Fidel retoma su actividad revolucionaria.
El 26 de julio de 1953 intenta tomar, sin suerte, el Cuartel de Moncada en Santiago de Cuba, a pesar del fracaso militar, Castro tuvo una victoria política, ya que durante su juicio, el líder subersivo se defendió, pronunciando un extenso alegato político del que surge la frase mundialmente conocida “la historia me absolverá”. Fidel Castro fue condenado a pasar quince años de prisión, pero gracias a un indulto, sólo estuvo dos años recluido en la isla de Pinos.
Fidel y Raúl Castro deciden exiliarse en México, donde conocen al médico argentino Ernesto “Che” Guevara desde donde preparan un segundo intento con una tactica diferente en lugar de actuar en el medio urbano con pocas probabilidades de triunfar, crea una guerrilla rural en la Sierra Maestra una zona apartada y montañosa.

En el poder

El 2 de diciembre de 1956 a bordo del yate “Granma”, Castro junto con 82 miembros desembarcan en las costas cubanas, donde son emboscados por el ejército, los sobrevivientes, se refugian en la Sierra Maestra y desde ahí comienzan a formar la leyenda del movimiento 26 de julio (M26).
El programa del M26 se expresa en el Manifiesto de la Sierra Maestra, era restaurar la Constitución de 1940 y realizar una tímida reforma agraria, para ello impulsa una política de alianza policlasista con el resto de las fuerzas opositoras con las que firma el Pacto de Caracas.
En 1957 es asesinado, el dirigente urbano del M26, Frank Pais en la ciudad de Santiago de Cuba, por lo que los trabajadores deciden irse a la Huelga General a lo que “El Che” indica: “Sirvió para que nos diésemos cuenta que era necesario incorporar a la lucha por la liberación de Cuba al factor social de los trabajadores, inmediatamente comenzaron las labores clandestinas en los centros obreros para preparar una huelga general que ayudara al Ejército Rebelde a conquistar el poder”.
Para 1958 el ejército rebelde de la Sierra Maestra, comandado por Fidel Castro lanzó la ofensiva que recorrió la isla de Este a Oeste, seguido por sus colaboradores, entre los que figuraban Camilo Cienfuegos, su hermano Raúl Castro y un argentino destinado a convertirse en uno de los grandes mitos revolucionarios del siglo XX: El Che Guevara.
Tras una huelga general que duro cinco días, el 1 de enero de 1959, Fidel entra a Santiago de Cuba, el 3 de enero se declara a la Universidad de Oriente como sede del Gobierno Revolucionario y el doctor Manuel Urrutia Lleó como Presidente, Fidel Castro es nombrado comandante delegado en los institutos armados del país, días después es designado primer ministro.
Las relaciones entre Fidel y el nuevo Gobierno se tensan y para febrero, después de la renuncia de casi todos los ministros, varios de ellos llegaron al consenso de que Fidel debía asumir la conducción del Gobierno Revolucionario.
Lograron convencer a Fidel para que aceptara el cargo, para ello, debieron modificar el artículo 146 de la Ley Fundamental que, basada en la Constitución de 1940, regía como Ley de Leyes en el Estado Revolucionario. De acuerdo con la modificación, el Primer Ministro estaba facultado para dirigir la política general del Gobierno, De esta manera el Primer Ministro se convirtió en el jefe político del Gobierno.
Ya en el poder, Castro emprendió de inmediato una política de signo socializante que incluyó la reforma agraria y la expropiación de los bienes de las compañías norteamericanas.

Por qué se hizo socialista

Para algunos estudiosos de Fidel Castro fue Estados Unidos quien orilló al dirigente cubano a refugiarse en la órbita soviética y abrazar al socialismo como horizonte de la Revolución Cubana.
“Lo decisivo en el acercamiento a la Unión de Repúblicas Socialistas Soviéticas (URSS) y la proclamación de la revolución como marxista-leninista fue por necesidad, ya que Estados Unidos intentó impedir la independencia económica de Cuba”, indica la investigadora Evilin Ling, de la Universidad de Lund en Suecia.
En su estudio sobre el porqué del cambio al comunismo en la Revolución Cubana la académica señala: “Como Fidel Castro era el único en condiciones de realizar tal cambio, pasó que él simultáneamente se declaró comunista y convirtió a la Revolución en comunista”.
En una entrevista con Carlos Alberto Libânio Christo, más conocido como Frei Betto, Fidel Castro dijo que mientras estudiaba Derecho en la Universidad de La Habana, fue cuando se empapó de las ideas de Carlos Marx, Federico Engels y Vladimir Ilich Uliánov, también conocido como Lenin, entre otros pensadores revolucionarios.
El 16 de abril de 1961, Fidel Castro declaró, por primera vez, el carácter socialista del proceso cubano, después del entierro de las primeras víctimas de la invasión de Bahía de Cochinos: “Eso es lo que no pueden perdonarnos, que estemos ahí en sus narices ¡y que hayamos hecho una Revolución socialista en las propias narices de Estados Unidos!”, dijo aquella vez frente al cementerio Colón de La Habana.
La fallida invasión conto con el apoyo de Estados Unidos y fue protagonizada por exiliados cubanos, quienes pretendían frenar al castrismo: “Es posible creer que Fidel Castro inicialmente pensaba que Estados Unidos iba a respetar que Cuba quisiera hacer de sí misma un Estado soberano e independiente y que fue cuando entendió que no iba a ser así que se inclinó, por necesidad, hacia la Unión Soviética”, señala la investigadora Ling.
La Constitución castrista de 1976 declararía al PCC como la “fuerza dirigente superior de la sociedad y del Estado”, es decir el partido único de la isla, y decretaría el carácter “irrevocable” del socialismo cubano, con esas premisas ideológicas es que Cuba llegó a ser admirada y condenada en el mundo entero.

Los claroscuros

Fidel Castro llevó a cabo una revolución que tuvo logros y fracasos, sus seguidores lo consideran símbolo de resistencia frente a Washington, sus detractores como un dictador a quien le reclaman un régimen totalitario, de prohibiciones y control policial sobre la población, educación adoctrinadora y falta de libertades en el plano político; además de represión a la disidencia, intolerancia, falta de elecciones libres y un sistema político que no admite más que al Partido Comunista.
Mientras tanto el Gobierno castrista acusa al embargo impuesto por Estados Unidos en 1962 por las penurias y escasez que sufre la población, entre estas está el déficit en la alimentación y la vivienda, a pesar de que los cubanos tienen una canasta básica subsidiada, es insuficiente y deben comprar alimento en tiendas a precios muy altos.

Los errores

Entre los yerros que, los opositores, señalan en Castro se encuentra la llamada “industrialización instantánea”, instaurada por Fidel en 1961, en la que se prometía la rápida instalación de una amplia gama de industrias de sustitución de importaciones como la metalurgia, ingeniería pesada y maquinaria, productos químicos, equipos de transporte e incluso plantas de montaje de automóviles. El programa fue inviable, ya que requería importación de maquinaria y equipo, materias primas, bienes intermedios, personal directivo y equipos de reparación y mantenimiento.
En esta estrategia se contempló una súper producción de azúcar de 10 millones de toneladas al año la cual no se logró, el comandante Castro decía que era necesaria para “defender el honor, el prestigio, la seguridad y la confianza en sí mismo del país” (9 de febrero de 1970).
El “sistema financiero presupuestado” consistía en que las empresas debían operar sin autonomía financiera y sin contabilidad; por lo que no recibirían ingresos por las ventas de su producción, ni pagarían por sus insumos con tales ingresos, el resultado fue ineficiente reconocido por Fidel.
Otro error fue el cierre de la mitad del sector azucarero. En 2002, Castro decidió que no había futuro en la producción de azúcar, una decisión que se debió a los bajos precios del dulce en ese momento y, sin duda, a las continuas dificultades en el sector. Decretó el cierre de 71 de los 156 ingenios azucareros, eliminando de la producción alrededor del 33% de las áreas sembradas de caña de azúcar, y desplazando a unos 100,000 trabajadores.
La imposición de controles monetarios y la implementación de políticas hicieron que durante medio siglo el peso de Cuba no fuera una moneda convertible.

Los logros

Para los seguidores del régimen castrista hay más logros que fracasos, entre ellos se reconoce la campaña de alfabetización de 1961, con la que se mejoraron los niveles de educación, lo que se llevó a cabo a un costo relativamente bajo, con voluntarios fuertemente motivados.
Cuba logró reorganizar su sistema médico para brindar acceso universal a los servicios de salud y consiguió excelentes resultados en relación con los recursos que podía dedicar al sector. Como resultado, los indicadores de Cuba en ese campo mejoraron rápidamente y permanecen entre los mejores de América Latina.
Prestación de servicios médicos a América Latina y otros países. A finales de la década de 1990, Cuba tenía un importante excedente de personal médico, con doctores y enfermeras asignados a trabajar en pequeños hoteles turísticos y guarderías. Sin embargo, ese excedente se convirtió en un importante activo humanitario, con la prestación de asistencia médica cubana a muchos países necesitados y la ampliación de la Escuela Latinoamericana de Medicina en las afueras de La Habana.
Establecimiento del “Polo Científico” y desarrollo del sector biotecnológico. Con este proyecto Cuba comenzó a lograr importantes exportaciones de productos farmacéuticos por 296,8 millones de pesos frente a 233,4 millones por exportaciones de azúcar, la inversión en el “Polo Científico” ha construido una base profesional e institucional para el éxito futuro en las áreas farmacéuticas y otras científicas.

Fin de una era

El viernes 25 de noviembre de 2016, a las 22:29 horas, fallece el líder de la Revolución Cubana, a los 90 años de edad, Fidel Alejandro Castro Ruz, quien resistió a 11 presidentes estadounidenses, la invasión de Bahía de Cochinos en 1961, la crisis de los misiles en 1962, el embargo norteamericano y las penurias de la crisis del “periodo especial” en que se sumió Cuba a comienzos de los años 1990 tras la debacle de la Unión Soviética.
¡Hasta siempre comandante !

Fuente 10 grandes logros del Gobierno de Fidel Castro
10 grandes fracasos del Gobierno de Fidel Castro
Autor Rolado Catarya